Últimas noticias
Home » Consejos para mejorar tus notas en matetmáticas

Consejos para mejorar tus notas en matetmáticas

¿Quieres mejorar tus notas en matemáticas? ¡Genial! Ese es el primer paso. Porque querer es poder. El comienzo del curso es un buen momento para recargar las pilas de buenas ideas y pensamientos positivos. A continuación, te doy algunos consejos para evitar que se te atraganten las matemáticas.

Confía en ti

Es muy importante que mantengas una buena actitud y ganas de aprender para que mejoren tus notas en matemáticas. La motivación y tener confianza en ti mismo son primordiales en cualquier aprendizaje.

Juega con las matemáticas

Muchos estudiantes temen a las matemáticas y se enfrentan con ansiedad y desilusión al nuevo curso y a los temidos exámenes. No le des tanta importancia a los exámenes. Intenta ver las matemáticas como un juego de números, algo así como un puzle o un sudoku. Ten por seguro que no hay una materia donde se juegue más que en las matemáticas. Si practicas diariamente el aprobado será parte del juego.

Debes saber que está demostrado científicamente que el rendimiento matemático es menor cuando el alumno siente ansiedad ante las matemáticas.

Prioriza la resolución de problemas

Es normal que tengas muchas más dificultades en la resolución de problemas que en los ejercicios. Pero eso es sólo al principio.

Cuando realmente sabes que dominas un procedimiento de cálculo, no te recrees haciendo muchos ejercicios repetitivos. Es preferible que inviertas su tiempo en hacer problemas. Así incrementarás tu creatividad y capacidad de razonamiento.

En la última página tienes una pequeña guía para resolver problemas matemáticos.

Estudia con un amigo, es más divertido

Es bueno que intercambies impresiones con algún compañero o compañera. Si es posible, será muy positivo que repaséis (aunque sea 5 minutos) los conceptos que no os han quedado claros. De vez en cuando, realiza las tareas que os hayan mandado en el instituto conjuntamente con algún compañero (puedes aprovechar alguno de los recreos semanales).

Si compartes este hábito con un compañero, te aseguro que mejorará tu aprendizaje y tendrás más tiempo libre. Los pequeños detalles marcan la diferencia.

¿Sabías que el que enseña es el que más aprende? Yo mismo lo he comprobado. Te animo a que pruebes a explicarle un problema a algún compañero.

Organízate. Estudia a la misma hora

Debes ser disciplinado. Es conveniente que repases y hagas los deberes de ese mismo día todos los días a la misma hora. No lo dejes para la noche, ni mucho menos para el día siguiente. Si haces las tareas pronto, más fresca tendrás la teoría o los ejercicios matemáticos explicados por el profesor.

Ya lo dice el refrán. “No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”.

Si dejas pasar el tiempo, se te olvidarán conceptos, tendrás menos ganas y te será más difícil hacer los deberes. No quiero que seas de esos alumnos que no hacen nada en varios días …

No falles ningún día de lunes a viernes. El fin de semana es para descansar y divertirse. Muchos alumnos comenten el error de no hacer nada el viernes porque tienen dos días por delante. ¡Ojo! ¡El sábado y el domingo pasan muy rápido! Y además no tendrás ganas de estudiar.

“Protégete” de las distracciones

Es muy importante disponer de una habitación para poder estudiar y resolver los ejercicios y problemas de matemáticas, donde se pueda garantizar la tranquilidad. Evita ruidos externos y distracciones para que te puedas concentrar bien.

Deja bien lejos el móvil y la televisión. Depende del curso en que estés, pero tal vez con media hora diaria de estudio te será suficiente.

Cuida mucho tu cuaderno

Es muy aconsejable que utilices un cuaderno exclusivamente para la materia de matemáticas. No lo mezcles con apuntes de otras materias. No te recomiendo que utilices folios sueltos para tomar apuntes (a no ser que te guste mucho llevar carpeta de anillas y seas muy, muy ordenado).

Es una buena opción que utilices la parte final del cuaderno para anotar los conceptos clave de cada tema, las fórmulas más importantes y algunos ejemplos para recordar bien los procedimientos de cálculo. Un buen cuaderno te ofrecerá garantías de éxito.

En el margen de tu cuaderno, haz todas las anotaciones oportunas (operaciones complementarias, dudas que te surjan o ejercicios que no entiendas) para preguntar al profesor o a tus compañeros.

Haz deporte de vez en cuando

Dedica un tiempo semanal a practicar algún deporte, o a darte una buena caminata. Despejarás tu mente y mantendrás “más activas” tus neuronas.

Diferentes estudios confirman que los chicos y chicas con una mejor condición física, obtienen mejores resultados en matemáticas.

Plantéate preguntas

Piensa, relaciona, busca explicaciones. Muchas veces te equivocarás, pero de los errores se aprende.

Preguntando también se aprende mucho. No te creas “a pies juntillas” todo lo que diga el profesor en clase. Acostúmbrate a razonar y a plantearte preguntas diferentes en un problema: “¿qué pasaría si …?” “¿por qué un número elevado a 0 es 1?” En definitiva, busca diferentes caminos.

¡Recuerda!: razonar es mucho más importante que memorizar

Espero que estos consejos puedan ayudarte a mejorar tu aprendizaje con las mates.

Ya sabes, si quieres, puedes. ¡Felices matemáticas!