Menu
¿Necesitas ayuda con las matemáticas? ¿Piensas que nunca serás capaz de entenderlas?

¿Necesitas ayuda con las matemática…

Ahora puedes tener un pro...

Completando cuadrados. Aplicación al cálculo de primitivas o integrales indefinidas

Completando cuadrados. Aplicación a…

Supongamos que me piden c...

La Universidad Europea de Madrid (UEM)

La Universidad Europea de Madrid (U…

La Universidad Europea de...

Cuadratura de un segmento de parábola

Cuadratura de un segmento de parábo…

Una forma de acercarse al...

Ejercicios de aplicaciones de las derivadas y del teorema del valor medio

Ejercicios de aplicaciones de las d…

Se proponen a continuaci&...

Aplicaciones de las derivadas. El teorema del valor medio

Aplicaciones de las derivadas. El t…

Ya hemos hablado en un pa...

Derivada de la función compuesta. Regla de la cadena

Derivada de la función compuesta. R…

Cuando en las matem&aacut...

Series infinitas de números reales. Series convergentes

Series infinitas de números reales.…

Las sucesiones de n&uacut...

La paradoja de Zenón

La paradoja de Zenón

El filósofo griego...

Prev Next

Los grandes matemáticos

"Los grandes matemáticos" es el título de un libro escrito por Eric Temple Bell (1883-1960), publicado por la editorial Losada. Eric Temple Bell emigró de Escocia, su tierra natal, a los Estados Unidos, donde fue profesor del Instituto de Tecnología de California. Como matemático, hizo grandes aportes en el campo de la Teoria de números, aunque es más recordado por sus libros de historia de las matemáticas. Escribió también textos de ciencia ficción con el grandes matematicosseudónimo de John Taine.

El libro comienza con una serie de citas bajo el título "Ellos dicen lo que dicen. Dejadlos decir" (Lema del Marischal College, Aberdeen). La primera y última de las citas son de Alfred North Whitehead, matemático y filósofo inglés, y dicen así:

"La ciencia de la Matemática pura en su desarrollo moderno puede pretender ser la creación más original del espíritu humano".

"Es una buena regla afirmar que cuando un matemático o un filósofo escribe con una brumosa profundidad está diciendo algo carente de sentido".

A la serie de citas de eminentes matemáticos sigue una introducción en la que Bell expresa el objetivo de su obra:

"Las vidas de los matemáticos aquí presentados están dirigidas al lector común y a aquellos otros que quieren saber qué tipo de seres humanos son los hombres que han creado la Matemática moderna. Nuestro objetivo es dar a conocer algunas de las ideas dominantes que gobiernan amplios campos de las Matemáticas y hacerlo a través de las vidas de los hombres de los autores de estas ideas.

Para seleccionar los nombres se han seguido dos criterios: la importancia para la Matemática moderna de la obra de un hombre y el sentido humano de la vida y carácter del hombre. Algunos matemáticos pueden ser estudiados siguiendo estos dos criterios, por ejemplo: Pascal, Abel y Galois; otros, como Gauss y Cayley, principalmente atendiendo al primero, aunque ambos tienen vidas interesantes. Cuando estos criterios chocan o se superponen, como es el caso cuando hay varios pretendientes al recuerdo de un progreso particular, se ha dado preferencia al segundo criterio, pues aquí nos interesan los matemáticos, en primer término, como seres humanos".

Esto último tiene que ver con una cita de Karl Weierstrass, segun la cual "un matemático que no tega también algo de poeta jamás será un completo matemático".

El libro consta, tras la introducción, de 28 capítulos más. Son los siguientes.

  • Mentes modernas en cuerpos antiguos. Zenón (siglo V a.C.), Eudoxio (408-355 a.C.), Arquímedes (287?-212 a.C.).
  • Gentilhombre, soldado y matemático. Descartes (1596-1650).
  • El príncipe de los aficionados. Fermat (1601-1665).
  • "Grandeza y miseria del hombre". Pascal (1623-1662).
  • En la playa. Newton (1642-1727).
  • Maestro de todos los oficios. Leibniz (1646-1716).
  • ¿Naturaleza o educación? Los Benouilli (siglos XVII y XVIII).
  • La encarnación del análisis. Euler (1707-1783).
  • Una inmensa pirámide. Lagrange (1736-1813).
  • De campesino a presumido. Laplace (1749-1827).
  • Amigos de un emperador. Monge (1746-1818), Fourier (1768-1830).
  • El día de gloria. Poncelet (1788-1867).
  • El príncipe de la Matemática. Gauss (1777-1855).
  • Matemáticas y molinos de viento. Cauchy (1789-1857).
  • El Copérnico de la Geometría. Lobatchewsky (1793-1856).
  • Genio y pobreza. Abel (1802-1829).
  • El gran algorista. Jacobi (1804-1851).
  • Una tragedia irlandesa. Hamilton (1805-1865).
  • Genio y estupidez. Galois (1811-1832).
  • Gemelos invariantes. Sylvester (1814-1897), Cayley (1821-1895).
  • Maestro y discípula. Weierstrass (1815-1819), Sonja Kowalewsky (1850-1891).
  • Independencia completa. Boole (1815-1864).
  • El hombre, no el método. Hermite (1822-1901).
  • El hombre que duda. Kronecker (1823-1891).
  • Ánima cándida. Riemann (1826-1866).
  • Aritmética, lo segundo. Kummer (1810-1893), Dedekind (1831-1916).
  • El último universalista. Poincaré (1854-1912).
  • ¿Paraíso perdido? Cantor (1845-1918).

El libro se lee de manera muy amena y lo considero muy recomendable, sobre todo para aquellas personas que deseen conocer al matemático no solo como investigador de las matemáticas, sino como ser humano.

volver arriba

lasmatematicas.eu

Aplicaciones

Sígueme

webs de matemáticas